Cáritas alerta de la grave situación económica de numerosas familias

Cáritas alerta de la grave situación económica de numerosas familias

El ‘compromiso social de Cáritas en San Fernando’ fue el tema principal de la primera de las dos mesas redondas que la comisión del Corpus Christi de esta ciudad ha organizado dentro del programa de actos paralelos relacionados con la solemnidad de Su Divina Majestad.

Anoche, el Centro de Congresos ‘Cortes de la Real Isla de León’ acogía un debate moderado por el padre Fernando Cordero Morales, con la participación de cuatro representantes que desempeñan diferentes responsabilidades en organismos relacionados con la atención al prójimo. ‘Toda la comunidad cristiana ha de ser instrumento que canalice el ejercicio de la caridad, aunque sea Cáritas el cauce más normal para desarrollar la acción caritativa y social –indicó el sacerdote moderador del acto-. Cáritas es la Iglesia misma inmersa en el mundo de la marginación’, aseveró.

Algunas de las conclusiones fueron diáfanas: la crisis económica imperante desde 2008 ha multiplicado las necesidades de las familias, y la institución caritativa necesita el apoyo de todos. Juan José Martínez Vázquez, director de Cáritas Arciprestal, invitó a todos los asistentes y lanzó un mensaje a los cristianos isleños para que la acción solidaria no se quede solo en estacionalidades del año. Así, indicó que es importante que la Caridad no se practique exclusivamente en fechas señaladas, refiriéndose como ejemplo a la Navidad, ya que la situación es tan delicada que se necesita una intervención continuada. Martínez Vázquez reclamó asimismo que el cristiano ejerza su compromiso con aportaciones no solo en especias, sino económicas. ‘Nos cuesta dar dinero’, afirmó tajantemente, ‘pero debemos saber que hay muchas familias necesitadas de que se les pague la luz, la vivienda… servicios básicos que no podemos afrontar si todos aportamos los conocidos kilos de arroz o lentejas. Debemos aportar cantidades monetarias’, aseveró, reclamando además que ‘los cristianos seamos abanderados de la necesidad de voluntarios que tenemos’.

En el debate y la exposición de la situación fue también interesante la aportación de Blanca Esther García Gutiérrez. Trabajadora social, responsable del proyecto que desarrolla el Programa Diocesano de Personas sin Hogar que Cáritas Diocesana de Cádiz lleva a cabo en San Fernando, apuntó la necesidad de llevar a cabo ‘un análisis constante de la realidad’ que en el caso de la organización que representa viene desarrollando desde 1994 y destacando que desde su servicio se realizan ‘unas mil cuatrocientas entrevistas anuales, atendemos a quinientas personas a través de un grupo de siete voluntarios’. García Gutiérrez prestó especial atención a los voluntarios ‘como personas que no dan su tiempo, sino que se entregan a sí mismas’, exponiendo con ello el grado de compromiso actual.

Ana Zarzuela Calderón, responsable del Punto de Integración Sociolaboral de San Fernando desde hace tres años, explicó las opciones de empleo que, desde 2010, se ofrece a quienes lo necesitan en situación de exclusión laboral por motivos sociales o económicos. Con más de medio millar de personas atendidas, este punto se trasladó recientemente al Centro de Servicios Sociales ‘Hermana Cristina’, atendiéndolo dos voluntarios junto con ella. La necesidad de adaptar a las personas atendidas a las exigencias del mercado laboral actual tan crudo es uno de los retos que afrontan.

Por su parte, Isabel Gutiérrez Barrios, directora de Cáritas de la parroquia del Buen Pastor, expuso la experiencia de la asistencia, el apoyo escolar y juegos para los niños de 7 a 13 años ampliado desde 2012 a los de 2 a 7 años, educando con ello en valores gracias a los monitores que crean ‘una cultura en valores’ contemplándose proyecciones, gymkhanas, deportes, etc. Más de medio centenar de niños de distintas edades se benefician de esta iniciativa particular de estas Cáritas. Destacó Isabel Gutiérrez varios problemas detectados en el ámbito adulto extraídos de las personas que solicitan ayudas, como son la escasa cotización económica de los que antaño disfrutaban de un trabajo.

Posteriormente a la celebración de la mesa redonda, tuvo lugar la inauguración de la exposición ‘Comercio justo’ en la zona de acceso al Centro de Congresos e ‘Invisibles’, en la galería de la planta baja, en las que se muestran diversas fotografías de ejemplos de exclusión social e iniciativas para afrontarlas.

Tanto a la mesa redonda como a la apertura de las exposiciones asistieron el arcipreste de la ciudad, el padre Alfonso Gutiérrez Estudillo; los concejales Daniel Nieto y María José Moreno Subirana; el presidente del Consejo de Hermandades y Cofradías, José Manuel Rivera Barrera, y el sacerdote Pedro Enrique García Díaz, presentador del cartel del Corpus Christi.

Gabinete de Prensa del Obispado de Cádiz