Finaliza el tiempo litúrgico de Navidad

Finaliza el tiempo litúrgico de Navidad

Con la finalización del tiempo litúrgico de adviento, en el que se han ido añadiendo en cada domingo, una vela que se enciende durante la celebración de la eucaristía, junto con un mensaje nuevo cada domingo, preparándonos para la celebración del nacimiento de Jesús. En el que hemos estado acompañados durante una semana por el obispo de Cádiz Y Ceuta.

(Foto 1) El Sr. Obispo de Cádiz con Silvio SS.CC. Y un grupo de precomunión junto a su catequista en oración en la pequeña capilla, antes de su reunión.

(Foto 2) D. Rafael, obispo de Cádiz, en una foto familiar junto a catequistas, y niños de precomunión.

 

(Foto 4) se le hizo entrega simbólica al Sr. Obispo de la Cruz de la parroquia por parte de un catequista y un joven de comunión.

 

(Foto 3) El Sr. Obispo, asistió a una reunión con las catequistas de la parroquia

                        

(Fotos 5 y 6)) También tuvimos una reunión extraordinaria del Consejo Pastoral, en el que se informó al Sr. Obispo de las actividades que tenemos en la Parroquia.

Foto 7) Palabras de agradecimiento del Párroco al sr. Obispo por su visita a nuestra parroquia.

 

 

 

 

 

 

 

 

Eucaristía de despedida de D. Rafael, obispo de Cádiz y Ceuta.

(Foto 8) detalle del altar con las velas de pascua encendidas.

(Foto 9) Eucaristía de despedida del Sr. obispo de Cádiz

eucaristia despedida Sr. Obispo

(Foto 10) Homilía del sr. Obispo

 

 

 

 

 

 

 

Ya estamos preparándonos para la gran chocolatada en el patio, que no pudo celebrarse por el día de lluvia que tuvimos ese día, y preparando las bolsas llenas de alimentos navideños que se han recogido para compartirlos con las familias más necesitadas de la parroquia, algo más de 100 familias.

(Foto 11) Cartel anunciando la gran chocolatada, para recaudar alimentos de la campaña de navidad.

 

(Foto 12) Patio preparado para celebrar la Gran Chocolatada.

 

 

 

fff

 

 

 

 

 

Ver fotos del comienzo pulsando en el lateral >se visualizan todas

Felicitación Navideña

(Foto 17) Felicitación navideña

Adviento da paso al tiempo litúrgico de la Navidad, en el que la iglesia de El Buen Pastor, se transforma, convirtiendo el templo en un Belén, con el protagonista indiscutible del niño en el pesebre de paja, bajo un paño, simulando el firmamento lleno de estrellas.

Acompañado de los sacerdotes que celebran la eucaristía y de los feligreses, que están en el templo el día 24 a las 12 de la noche. Llenando el templo de cantos de villancicos y los cantos propios de la eucaristía.

(Foto 18) El niño en el pesebre bajo las estrellas

(Foto 19) Detalle del pesebre en la misa del gallo

(Foto 20) Vela adornada para la misa del gallo

 

Al finalizar las eucaristía, como viene siendo norma no escrita en esta parroquia, pasamos al salón grande a compartir con alegría los alimentos, que todos han traído, como hicieron los pastores hace más de 2.000 años con alegres cantos.

Celebración en el salón grande

(Foto 21) Celebración en el Salón Grande

 

 

 

 

 

 

 

El domingo día 5, se cambia totalmente la decoración de la iglesia, permaneciendo en el centro el niño en el pesebre bajo la estrella de oriente, rodeado por estrellas, la celebración de la eucaristía ya más tranquila.C

El domingo día 12, nos sorprendemos al encontrar la pila bautismal en el centro, entre los 2 ambones. El padre Silvio SS.CC. al comienzo de la misa, pide a los asistentes que lo deseen, pasen acompañados, de uno o varios familiares o amigos para hacerle la señal de la cruz en la frente, todos los asistentes acudimos a responder a esta petición.

(Foto 22) Pila Bautismal)

Como anécdota personal, en la fila de delante mía, estaba una joven señora, acompañada de sus dos hijos. Uno de ellos no estaba por la labor de ir a hacer lo que todo el mundo y decidió quedarse sentado. Cuando llegue con mi esposa con la frente mojada por la señal de la cruz, me dirigí al joven y en el oído le dije “harías muy feliz de acompañar a tu madre y hacerle la señal de la cruz en la frente”, a la señora se le transformó el rostro y con una gran sonrisa me dio las gracias. Al finalizar la misa todavía en los cantos de despedida, me dijo «que era la primera vez que venía a misa en esta parroquia, que era nueva en la barriada». Y con otra gran sonrisa me dijo «que le había encantado la celebración«. Tras darle la bienvenida a la parroquia y a la barriada, le respondí “esto es lo normal en esta iglesia”. Acto seguido fue a presentarse con sus hijos al sacerdote.

Francisco Fernández Ruiz
pakofdez@hotmail.com