Rafael Zornoza Boy, Obispo electo de Cádiz y Ceuta

Rafael Zornoza Boy, Obispo electo de Cádiz y Ceuta

Su Santidad Benedicto XVI ha nombrado nuevo obispo de la diócesis de Cádiz y Ceuta a don Rafael Zornoza Boy, hasta la fecha obispo auxiliar de Getafe. El nombramiento se ha hecho público el martes 30 de agosto, a las 12 del mediodía. Desde nuestra parroquia del Buen Pastor damos la acogida a nuestro nuevo obispo y oramos por él. También agradecemos al Padre el fecundo pontificado de Mons. Antonio Ceballos Atienza.

La noticia ha sido recibida en el Obispado de Getafe en una reunión fraterna, presidida por el obispo de Getafe, don Joaquín López de Andújar, en presencia de la curia diocesana, de algunos delegados y arciprestes y del mismo don Rafael.

Don Joaquín ha iniciado el acto con palabras de agradecimiento hacia don Rafael por su servicio. Le ha felicitado de corazón por su nuevo nombramiento y ha recordado su trayectoria desde que fue creada la Diócesis de Getafe en 1991.

Más abajo podéis ver el saludo a los diocesanos del obispo electo de Cádiz y Ceuta.

A continuación, don Rafael ha dirigido unas palabras a todos los presentes. Ha querido agradecer, en primer lugar, al Santo Padre, por la confianza depositada en su persona para llevar a cabo esta nueva misión al frente de las diócesis de Cádiz y Ceuta. Se ha mostrado alegre al saberse enviado por el Señor a servir a los fieles de ambas diócesis, por quienes ya reza todos los días. Ha mostrado su gozo de poder vivir en el seno de la Iglesia, misterio de comunión para la misión, y por pertenecer a Cristo y a María, Estrella de los Mares. Don Rafael se ha puesto ha disposición de todos los fieles de las diócesis de Cádiz y Ceuta, de sus sacerdotes, de los religiosos y religiosas y de todos las Hermandades, Asociaciones y Movimientos, así como de los que trabajan en labores de caridad, de los emigrantes, presos y desfavorecidos. Don Rafael ha pedido oraciones a todos, especialmente a los monasterios, para que sepa hacer presente a Cristo, Buen Pastor.

También ha querido expresar su tristeza por la separación de su amada diócesis de Getafe, donde ha dejado su vida y ha aprendido a ser obispo. En Getafe ha ejercido el ministerio episcopal, compenetrado con el obispo titular y el presbiterio, así como con el primer obispo de la diócesis, don Francisco José Pérez y Fernández-Golfín, fallecido en febrero del 2004. Ha querido expresar su agradecimiento a don Joaquín, de quien ha aprendido el gobierno pastoral de una diócesis. Don Rafael se siente honrado de pertenecer a Getafe, de su Iglesia Apostólica, con un clero tan celoso, de tanta devoción a la Virgen. Ha querido tener también palabras de agradecimiento para los sacerdotes, el seminario, los jóvenes y las familias de la diócesis de Getafe.

Don Rafael ha continuado sus palabras mirando hacia el futuro. Le espera una iglesia rica en historia, en la cual han ejercido el episcopado grandes figuras. Ha mostrado su deseo de imitarles para responder al designio de Dios y a las esperanzas del mundo. Está deseando conocer a sus nuevos diocesanos y compartir las inquietudes de seminaristas, consagrados de vida activa y contemplativa y fieles laicos, especialmente con los que sufren la enfermedad, el dolor moral, la marginación, la pérdida de libertad o la pérdida del trabajo. Por último, don Rafael ha mostrado su interés por los jóvenes, con quienes ha compartido siempre su experiencia y su amor al Señor.

El acto ha concluido con un fuerte aplauso para don Rafael. Todos le han mostrado su cercanía y han querido darle ánimos para su nueva tarea.

Saludo_Diocesis_Cadiz_Ceuta.pdf

Redacción