Una Parroquia que es una ‘Cuna’

Una Parroquia que es una ‘Cuna’

Para una Comunidad Parroquial como la del Buen Pastor es un motivo de alegría honda la profesión perpetua de un religioso cuya vida ha estado tan vinculada a estas ‘piedras vivas’. En su acción de gracias en Málaga, Paco Egea dio gracias ‘por la Parroquia del Buen Pastor, que ha sido mi cuna’. Bonita expresión y sincero agradecimiento, que nosotros elevamos al Señor que tantos dones nos ofrece continuamente.

La iglesia de la Parroquia de Virgen del Camino de Málaga estaba rebosante: de gente y de gratitud a Dios. ¡Qué palabras más bonitas dedicó Paco a sus padres, Salvador y Puri! ‘Habéis sido maestros, fuera y en casa, me habéis mostrado el valor de la perla escondida’. Creo que pueden sentirse más que satisfechos. Y ellos, más tarde, abrazaron como solo los padres pueden hacerlo a su hijo, ya religioso con sus votos perpetuos ratificados sobre el Evangelio.

El Provincial nos situó en lo que estábamos viviendo y citó varias veces la carta de petición de Paco a los votos perpetuos. Esa carta tan hermosa, que manifiesta su fina sensibilidad cristiana y espiritual, en que nuestro hermano se ve como el barro en manos del alfarero. Y no pudieron faltar sus hermanos y hermanas, los de Congregación y los de sangre, y su pequeña sobrina Lola.

Gracias, Señor, por esta Parroquia que es cuna, apoyo y baluarte para tantas personas que viven su fe. Gracias por la vida de nuestro hermano Paco, al que tantas personas del Buen Pastor han acompañado con su presencia y con su oración.

Fernando Cordero Morales ss.cc.