Visita al Hospital de San José

Visita al Hospital de San José

El viernes, 25 de noviembre, por la tarde, 22 jóvenes de la Parroquia, del nivel de 2º año de grupos juveniles (4º ESO), visitaron el Hospital de San José, animado por una comunidad de religiosas carmelitas de la Caridad (vedrunas), muy vinculadas a nuestra parroquia del Buen Pastor. Esta actividad está enmarcada dentro del plan catequético que pretende hacer descubrir diferentes realidades que pueden ayudar a los jóvenes a plantearse su vida cristiana teniendo presente a aquellos que sufren y que viven en circunstancias de mayor debilidad. Al mismo tiempo, se les ofrece la posibilidad de descubrir diferentes respuestas que, desde la Iglesia, se dan a dichas situaciones.

Fuimos recibidos nada más llegar por la hermana Candelaria Delgado, superiora de la comunidad que, a través de un montaje de power point –instrumento tan querido por ella-, nos mostró la vida que se desarrolla en este hogar para personas mayores, 68 en la actualidad, que lleva funcionando desde hace varios siglos en S. Fernando. Desde el siglo XIX las vedrunas se han hecho cargo de este servicio a los ancianos más necesitados. Además de contar la historia de la casa, Sor Cande nos empapó del carisma de Santa Joaquina de Vedruna. Percibimos la gran variedad de actividades que se ofrecen a los ancianos y la dedicación del personal y de las religiosas: excursiones, playa, feria, celebraciones religiosas, baile, talleres, teatro, etc. Después la hermana Rita, oriunda de la India, y la hermana Manuela compartieron con nosotros lo que significa su vocación en medio de los ancianos. Cerró el turno la trabajadora social que también nos acompañó.

Acto seguido pasamos a saludar a los ancianos y ancianas de la residencia. En esos momentos estaba en la portería la hermana Rosario y, más tarde, se incorporó al grupo la hermana Teresa, la más mayor de la comunidad, que se fotografió con nuestros jóvenes. El grupo de jóvenes con sus cuatro catequistas se fueron parando a saludar a cada uno de los ancianos. Han quedado impactados y con ganas de volver, quizá en Navidad para cantar villancicos.

Finalizamos la visita con una merienda compartida y con la gratitud de los que saben que en esta casa de San José nos han abierto las puertas de par en par. Muchísimas gracias a las hermanas vedrunas por su hospitalidad y por su testimonio. Los jóvenes y sus cuatro catequistas os estamos muy agradecidos de corazón.

Fernando Cordero ss.cc.